Foro dedicado a los gomosos de la aviación que deseen compartir sus reportes y experiencias de vuelo en aerolíneas nacionales e internacionales.
Por camiloair
#57045 Hola a todos:
Después de una larga ausencia en el foro y la página debido a cosas relacionadas con mi carrera, encuentro este espacio para contarles sobre el vuelo que hice el pasado 22 de Febrero a la ciudad de Buenos Aires, Argentina en Avianca, un vuelo que desde hacía mucho tiempo quería hacer y se logró finalmente.

Desde el mes de Septiembre me fue aprobada una rotación médica durante dos meses en un hospital de Buenos Aires, por lo cual comencé a hacer las gestiones respectivas para viajar. La búsqueda de tiquetes inició en Octubre de 2016: buscaba tiquetes en Avianca, LATAM, Copa Airlines, American Airlines, etc, pero debido a que era semana de receso en Colombia, los pasajes se encontraban muy caros. Posteriormente en ese mes, me enteré que Avianca iba a abrir el vuelo directo a EZE de manera diaria, debido a la competencia que LATAM con el nuevo vuelo directo a Buenos Aires implicaba a partir del mes de Diciembre. Hacia el mes de Enero logré conseguir el tiquete en el vuelo directo, algo que para mí fue increíble, ya que por fin iba a viajar a EZE sin necesidad de parar en LIM, además me tocaba en el A330 (desde hace 9 años no volaba en ese avión).

Llegó el día 22 de Febrero, me dirigí al aeropuerto Eldorado alrededor de las 6:15 pm. Luego de atravesar los trancones de la Av. Boyacá y la Jose Celestino Mutis, logré llegar al aeropuerto alrededor de las 7:00 pm, hora en que me tocaba presentarme. Subí al segundo piso y me dirigí a las máquinas de auto check in de Avianca. El funcionario que estaba ahí me preguntó hacia donde me dirigía, le respondí que a Buenos Aires. Me preguntó que si ya tenía asiento asignado, debido a que el vuelo iba sobrevendido, afortunadamente ya había hecho web check in el día anterior, y pude reservar mi puesto. Me entregó mi pasabordo y me dirigí al counter de Avianca en donde dejé el equipaje no sin antes tener que abrirlo para pasar un celular desde el equipaje de bodega al de mano. Recién deposité el equipaje, me encontré con mi familia y nos dirigimos a comer a Crepes y Waffles. Me comí una ensalada de la barra, que estaba deliciosa. En ese momento me encontraba emocionado, pero al mismo tiempo nervioso, ya que era la primera vez que viajaba fuera del país solo, durante un buen tiempo, iba a vivir sin mi familia en otro lugar que no es mi tierra, entonces el momento se me hacia un poco tenso y no podía disfrutar la comida del todo. Apenas terminamos de comer, bajamos a la entrada de migración en donde me despedí de mi familia y pasé directo a chequear el pasaporte. A esa hora salían varios vuelos de AV: BCN, GRU, LIM, LPB, MAD, LHR, PTY, UIO, GYE, SCL, GIG, MEX, MIA, JFK, entre otros. Pasé migración y me dirigí a las máquinas de seguridad donde pasé sin problemas. Luego de mirar un rato la zona de Duty Free, pasé por las salas de espera en donde vi varios 787 de AV próximos a salir, entre estos el AV 010 que salía para MAD:

20170222_210153.jpg
787 de AV próximo a partir hacia MAD

787 de Avianca próximo a partir a MAD

Continué hacia la puerta 13 A en donde salía el vuelo 87 de AV. La sala se encontraba llena, pues no solo estaba el avión a Buenos Aires sino también estaba el vuelo de VVC que salía para LIM, el AV 247 para La Paz y el 075 de AV para Lima. Apenas bajé las escaleras, llegó la tripulación de mi vuelo, quienes se subieron a uno de los buses que los llevó al avíón. Alrededor de las 9:15, inició el embarque. Me subí a uno de los buses que me iba a llevar hasta la aeronave. El vuelo parecía mas de Aerolíneas Argentinas, pues iba repleto de argentinos, muy pocos colombianos conformaban el total de pasajeros y algunos gringos y europeos que viajaban también. Apenas llegamos, me encontré con un airbus 330 de Avianca, el N969AV, que acababa de llegar de CTG, por lo cual se encontraba en "posición remota" en el muelle nacional.

20170222_213625.jpg

N969AV

Comencé a subir las escaleras, en donde iba tomandole fotos a este "pájaro de metal", además que yo no era el único, ya que varios de los pasajeros estaban haciendo lo mismo. Desde las escaleras podía ver varios aviones, entre ellos el A340 de LH que salía para FRA, un 319 de LATAM Colombia y varios aviones de Satena parqueados en CATAM.

20170222_213755.jpg

20170222_213801.jpg

20170222_213822.jpg

20170222_213829.jpg


Ingresé al avión en donde me recibió la jefe de cabina y me dirigí a buscar mi asiento: 31A. Me ubiqué en mi silla y me acomodé. Mientras tanto la tripulación nos daba la bienvenida abordo y la representante de Duty Free nos entregaba los catálogos. El abordaje finalizó y nos pusieron el video de seguridad del 330. Posterior a terminar el video, inició el pushback y la prendida de motores. Nos dirigimos hacia la pista 13L, en donde delante de nosotros teniamos otro 330 de AV despegando para GRU. Luego siguió nuestro turno. El despegue de Bogotá se llevó a cabo alrededor de las 22:30 y fue espectacular. Alcancé a ver Engativá, Suba, Usaquén, Chapinero, el estadio El Campín, la torre Colpatría, Kennedy, la 6ta, la primero de Mayo y posteriormente Soacha y Sibaté. El avión viró hacia el suroriente y se dirigió hacia los Llanos Orientales

20170222_223551.jpg

Despegando sobre Bogotá



20170222_223624.jpg

Sobre Soacha y Sibaté

Al ingresar al Páramo de Sumapaz, el avión entró en una zona de turbulencia fuerte, la misma que continuó hasta los llanos Orientales, sin embargo se podía visualizar una tormenta sobre la región como causa de las sacudidas del airbus.


Tormenta sobre los Llanos Orientales


20170222_223850.jpg

Inicia el vuelo a EZE

El piloto apagó la señal de cinturones de seguridad y la tripulación comenzó a entregar los formatos de declaración de aduana de Argentina, sin embargo el avión ingresó a una nueva zona de turbulencia por lo que la tripulación tuvo que volver a los Jump Seats. Pasaron unos minutos hasta que salimos de la zona turbulenta. El servicio de cabina inició, comenzaron pasándonos las toallas calientes para la asepsia.

20170222_230233.jpg

Toalla húmeda para servicio en AV

Mientras pasaban la comida, iba conversando con un argentino que iba al lado mio, hablamos de muchas cosas, sobre Colombia, Argentina, entre otras cosas. Luego me puse a ver el entretenimiento de Avianca en donde se puede encontrar una variedad de cosas. Me dió por ver noticias RCN y posteriormente CM& noticias. Mientras tanto nos dieron la comida: las dos opciones para esa noche eran carne o pollo. Me fuí por el pollo ya que en Argentina iba a comer bastante carne jajajaja.

20170222_231848.jpg

RCN Noticias


20170222_234053.jpg

20170222_234139.jpg

Cena Avianca: Pollo sudado con hogao, puré de papa, ensalada con tomate, lechuga, maíz, aderezo, pan con mantequilla Colanta y de postre chocolatina Jet. De tomar Jugo de Naranja Tutti Frutti.

De sabor estaba muy buena la cena, pero si tengo que criticar el hecho de que Avianca ha reducido la cantidad de comida abordo, en comparación con la de años anteriores. Otras aerolíneas como LH, AF, LA, CM, ofrecen una comida mas "abundante" para el costo del tiquete (se que uno no va a comer a los aviones, pero el tiquete si es caro).
Posteriormente recogieron todo el servicio y las luces de la cabina fueron apagadas. Mientras tanto, me volví a acomodar y me puse a ver "La Ley del Corazón", uno de los capítulos que ya habían pasado en Enero, sin embargo para no quedar con la sensación de no haberla visto, decidí dedicar esa parte del vuelo al capítulo.

20170223_004322.jpg
Ricardo Vélez y Luciano D'Alessandro en "La Ley del Corazón" abordo del entretenimiento de Avianca

20170223_030910.jpg
Laura Londoño como Julia Escallón en "La Ley del Corazón" abordo del entretenimiento de Avianca


Mientras iba viendo el entretenimiento, el 330 continuaba su vuelo sobre Brasil y Bolivia con leves turbulencias.
20170223_002359.jpg

20170223_002457.jpg

20170223_040909.jpg

20170223_033217.jpg

20170223_040748.jpg

20170223_040943.jpg

20170223_041053.jpg

20170223_041149.jpg

20170223_043628.jpg
La luna guiandonos

20170223_043904.jpg

20170223_043952.jpg

20170223_045956.jpg


Cuando el vuelo se encontraba atravesando el norte argentino, ingresó a una zona de tormenta, por lo cual la turbulencia no demoró en aparecer, la señal de cinturones de seguridad fue prendida, pero a pesar de eso, la gente seguía durmiendo como si no pasara nada. Luego, salimos de la tormenta y se vió la luna espectacular sobre el territorio gaucho. Poco a poco comenzó a amanecer y en el avión, la luz de la cabina fue encendida y la tripulación comenzó a repartir un vaso con agua previo al aterrizaje. Sin embargo le pedí a uno de los TCP un vaso de café ya que necesitaba mantenerme despierto, luego de no dormir durante el vuelo.

20170223_053039.jpg

20170223_053711.jpg

20170223_054050.jpg


En ese momento anuncian el descenso hacia Buenos Aires y la fumigación de la cabina requerida a todos los aviones previo al aterrizaje en Argentina. Minutos despues pasa la jefe de cabina fumigando con los sprays que tenían un olor agradable, mientras el resto de los tripulantes verificaban que los pasajeros estuvieran listos para aterrizar.
Afuera comenzaba a amanecer, el espectáculo natural era hermoso, viendo como los primeros rayos del sol alumbraban el cielo oscuro de la madrugada, además se le agrega la luna que iluminaba de manera increíble.




20170223_055334.jpg

20170223_055347.jpg

20170223_060130.jpg

20170223_055847.jpg

20170223_055654.jpg

20170223_060235.jpg


Finalmente inició la aproximación, bastante suave y sin ningún rastro de turbulencia. El A330 de Avianca tocó pista en la cabecera 11 del aeropuerto Ministro Pistarini con una delicadeza como no la había sentido nunca. Frenó sin dificultad hasta llegar a la cabecera 29 y abandonar la activa. Esto mereció el aplauso de todos los pasajeros abordo de la aeronave.




El avión continuó el carreteo mientras iba amaneciendo y acercándose a la terminal A de Ezeiza. La tripulación nos dio la bienvenida a Buenos Aires y nos deseó una feliz estadía. Mientras tanto se alcanzaban a ver algunos aviones de Aerolíneas Argentinas estacionados en el terminal B, recién llegados desde Europa y EU.
20170223_061844.jpg
Aviones de AR, que no se note que es el hub de Aerolíneas :D


A las 6:10 arribamos en el gate 10 de la terminal A. Hasta ese momento conocía la remodelación del terminal que me parece quedó muy buena. Previo al desembarque nos hablaron los representantes de Avianca para indicarnos como debíamos identificar nuestras maletas al momentos de reclamarlas en las bandas del equipaje. Espere a que todos los pasajeros se bajaran y en ese momento me dirigí hacia la salida del avión en donde le pregunté a la jefe de cabina si podía entrar a conocer la cabina del A330: accedió con mucho gusto y le preguntó al capitán quien dijo que no había ningún problema. Felicité al capitán por el aterrizaje que hizo y entré a la cabina donde el primer oficial me tomó la foto tradicional de los fans de la aviación.

20170223_062142.jpg

20170223_063018.jpg

20170223_063237.jpg
Yo en la cabina del A330 con mi fonendo puesto, reuniendo dos cosas que me gustan y apasionan en la vida: la medicina y la aviación, la foto fue tomada por el primer oficial


Al salir de la cabina le agradecí al capitán y a la jefe de cabina y me despedí de ellos, así como de la tripulación quienes ya se estaban alistando para desembarcar. Como siempre los tripulantes de Avianca con una amabilidad y disposición para la atención espectacular, en eso ganan muchos puntos, pues la amabilidad es lo que genera calidad no solo en un avión sino en cualquier empresa, servicio, atención, en lo que sea que se trate de dar a los demás.
Apenas desembarqué decidí tomar unas fotos al A330 en destino, como siempre una hermosura de avión.

20170223_063532.jpg
N969AV en destino (EZE) como AV87, próximo a regresar a BOG como AV88

20170223_063639.jpg


Mientras me dirigía a inmigración, llegaba en ese momento el 767 de LATAM Perú desde Lima, que junto con Avianca eran los únicos aviones estacionados en ese momento en Ezeiza, algo que me llamó mucho la atención ya que a esa hora llegan los vuelos Alitalia, Lufthansa, Air France y American Airlines, pero no vi ninguno de esos aviones. Apenas bajé a inmigración, me sorprendió que no había fila alguna, por lo cual hice el proceso en menos de 5 minutos y me dirigí hacia la banda 2 donde estaban saliendo las maletas del vuelo de Avianca. En la pantalla aparecía un gran "Avianca: Bogotá", en ese momento ya estaba comenzando a extrañar mi tierrita, pero bueno, comenzaba una nueva experiencia para vivir durante un tiempo.

20170223_064952.jpg
Recibo de equipajes de Ezeiza


Agarré mis maletas y me dirigí directo a la salida, ya que no me pidieron hacer aduana ni nada por el estilo. Salí a la zona donde se encuentran los mostradores de las empresas de omnibus en donde me despedí de mi compañero argentino de vuelo quien se dirigía para Bahía Blanca (7-8 horas más de viaje por tierra).
Afuera de los equipajes me esperaba mi primo quien me fue a buscar para llevarme hasta Tigre. Apenas salí, me recibió un calor más húmedo que el de Cartagena, que ahí mismo comencé a sudar peor que en una clase de gimnasia, esto mientras llegaba al carro para salir de EZE.

Hasta aquí llega mi reporte de vuelo directo de BOG-EZE en Avianca. Me parece que Avianca es muy buena aerolínea, puntual, responsable, con una atención abordo de primera y un sistema de entretenimiento muy bueno. Solo quiero anotar lo de la comida, que tiene muy buen sabor, pero la porción la han reducido mucho al igual que el contenido, si uno compara con aerolíneas como LATAM, Air France, Lufthansa o Air Europa, las porciones son más abundantes (obviamente varias son aerolíneas europeas, pero creo que AV cuenta con un buen sistema de catering en Gate Gourmet en donde se puede aumentar más la proporción) y por otro lado que es un vuelo muy caro, a pesar de haber aumentado la frecuencia de manera diaria y la competencia con LATAM y Aerolíneas Argentinas.

Les mando un abrazo desde Argentina, espero que disfruten de mi reporte, así como disfrute de este vuelo el cual lo volvería a hacer y lo recomendaría, pues no hay nada mejor que llegar al destino inmediatamente y con la compañía aérea de la casa. El regreso lo haré vía Lima, un vuelo que ya he hecho varias veces, pero igual se disfrutará también con toda.

Saludos